CAQMR crea audiocuentos personalizados para niños y sus familias en Cuidados paliativos pediátricos: los pacientes más pequeños con enfermedades irreversibles, limitantes y en fin de vida. Con textos, música y voces originales y profesionales, inventamos el mundo que les hará soñar despiertos y evadirse de la dura y dolorosa realidad en la que se encuentran. Ayudamos a que sigan siendo y viviendo como niños hasta el último día de sus vidas.

     Los cuentos no reflejan las historias de los niños, aunque a través de recursos de identificación de rasgos de personajes y elementos de la trama, el apego y reconocimiento en la historia es inmediato y eficaz.

     Mejoramos visiblemente la calidad de vida del niño atendiendo a sus gustos e intereses. Entregamos las historias en formato papel, ilustrados y en audio gracias a la colaboración de muchos profesionales: escritores, ilustradores, músicos, locutores, actores, técnicos de sonido…

     El cuento personalizado hace sentir al niño que es el protagonista fantástico de su mundo, acompaña en el sufrimiento y es un eficaz instrumento de comunicación entre los miembros de la familia, además de permanecer para el futuro como legado de la vida del niño o niña. Apoya en el duelo a la familia que se despide, a aquellos que tendrán que aprender a seguir viviendo cuando el vacío de la pérdida ocupe su existencia. Un final sin sufrimiento, en calma y plenitud es la última esperanza a conservar por las familias que deben despedirse de su hijo o hija.

     Implicamos a los hermanos, los grandes olvidados cuando todo se centra en el niño enfermo con el peor de los pronósticos: les ayudamos a sentirse útiles, a que se den cuenta de que pueden hacer mucho por disfrutar del tiempo que aún les queda juntos.

     CAQMR contribuye a la investigación de la humanización de la asistencia sanitaria y del Personal Care. Podemos minimizar la tendencia al duelo crónico y complicado. Preservar y mantener buenos recuerdos del tiempo vivido juntos ayudará a todos los seres queridos en su vida en adelante.

 

     Hablan las familias:

     Es algo que no te puedo explicar. La vida que nos ha dado es indescriptible. Tenemos un recuerdo, no bueno, muy, muy, muy, bueno, especial al máximo. Gracias al cuento, mi hija se fue soñando, se fue viva. Todos los días se lo leíamos, se sentía importante, era la protagonista, le encantaba saber que era el centro de atención, la guerrera que quería ser. Nos ha dado un soporte y alivio que no sé cómo agradecerte.

Alicia Chamorro